Día -6

📝 Notas previas a las elecciones

Día -6

He dicho y escrito en numerosas ocasiones que el Procés era principalmente un mecanismo de gobernabilidad con un Parlament muy fragmentado.

Hay un resultado bastante probable y que comienza a relatarse por varios analistas: la ingobernabilidad de Catalunya. Una ingobernabilidad cuyo principal problema es la continuidad del 155 que impide a los catalanes y catalanas poder recuperar las insitituciones del autogobierno. (Sorprende aún la escasa preocupación que supuso su pérdida a Puigdemont. Sorprende menos cuando pensamos en cómo las despreciaban hablando de relación colonial)

Quizás al bloque monárquico, y dentro de este bloque al PP especialmente, le pueda interesar alargar el 155.

Para romper la ingobernabilidad hace falta un proyecto que actúe de mecanismo favorecedor de una investidura. Muerto el Procés por su impracticabilidad no parece existir aún ese mecanismo aglutinante. Mucho menos aún que de las elecciones del 21D pudiera salir un Parlament no fragmentado.

Catalunya como país necesita un nuevo proyecto que aglutine a una mayoría de su ciudadanía. Un catalanismo popular que ame su autogobierno como una forma de libertad y que aspire a ser motor de cambio en España. Autogobierno en para la libertad y para una España que no sea la que le gusta a los herederos de Franco: el rey y el PP.

Anuncis

Voluntad de cambio: una salida constituyente

Publicado en http://www.eldiario.es/catalunya/opinions/Voluntad-cambio-salida-constituyente_6_467613245.html

MARC LLAÓ, ÓSCAR GUARDINGO Y LUIS JUBERÍAS

Podemos y las alianzas que ha articulado en Catalunya (En Comú Podem), Galicia (En Marea) y Valencia (Compromís-Podem-Ara és el Moment), no son partidos políticos al uso, ni siquiera un proyecto político unívoco, sino más bien la expresión política más acabada de una corriente profunda de cambio, que eclosionó en el ciclo de movilización 2010–2014 y el 15M como respuesta a la gestión de la crisis en favor de la oligarquía financiera. Esta gestión, con recortes en derechos básicos de la mayoría y con un blindaje de las políticas de austeridad y centralizadoras con el artículo 135 de la Constitución Española, ha derivado en una crisis de régimen político muy profunda. Mirar hacia otro lado y hacer como si no hubiera sucedido no es una opción. El bipartidismo ha quebrado y se abre una brecha constituyente.

Las cinco garantías constitucionales que propone Podemos –blindaje de los derechos sociales, garantías contra la corrupción, independencia de la justicia, plurinacionalidad y derecho a decidir (con realización de referéndum en Catalunya), así como democracia real con posibilidad de revocatoria y proporcionalidad en la ley electoral– son una concreción de mínimos de ese deseo de cambio. No representan una propuesta de partido sino una propuesta de país, un acuerdo de convivencia que da salida política a la actual crisis de régimen y supera la escisión social a la que nos aboca el inmovilismo.La altura de miras y el sentido de Estado del que presumen las fuerzas del régimen del ’78 debería llevarles a buscar una salida política en el sentido que reclama la ciudadanía. Prolongar las políticas de negación de los deseos populares sólo lleva al estancamiento doloroso de la crisis de régimen. Romper con la austeridad, democratizar la democracia y garantizar la prioridad de los derechos y las vidas de las personas por encima de los intereses de la gran banca son imperativos.

Continua llegint

Crisis de régimen y derecho a decidir

Publicado en http://www.eldiario.es/catalunya/opinions/Crisis-regimen-derecho-decidir_6_463413691.html

MARC LLAÓ, LUIS JUBERÍAS Y ÓSCAR GUARDINGO

En España estamos viviendo una profunda crisis de régimen político fruto de la erosión que ha sufrido su base social con la gestión de la crisis en beneficio de unos pocos y perjuicio de los más. Una democracia construida sobre la base de la tutela y desconfianza a la ciudadanía, que cerraba la posibilidad de solucionar democráticamente la cuestión nacional en España, tenía que venir a ser cuestionada por unas generaciones que hemos crecido y madurado en democracia.

Y es que la escasa vida democrática que históricamente ha vivido este país hace que los debates y conflictos latentes se cierren en falso, con apaños provisionales y de escasa calidad. Lo que en otros países donde en su día existió un proceso de ruptura democrática con el fascismo, como en Grecia y Portugal, ha constituido una crisis política profunda y un cambio en su sistema de partidos, en España se expresa como una crisis de régimen y el cuestionamiento de su ordenamiento jurídico-político e instituciones básicas.

Movimiento Primavera

Al fin llegó el 24 de mayo y como nunca nos había pasado, esta vez sí, sucedió lo previsto que además era lo deseado. Hoy ya leemos en los titulares de los periódicos los cambios del año del cambio, que vienen de lejos, que no dependen de una sola jornada. Hoy se nos permite hasta la cursilería de la metáfora cursi. Se acabó el invierno, empieza la primavera.

Se confirma el acierto de PODEMOS de ceder el protagonismo de las elecciones municipales a candidaturas de unidad popular que han conseguido un éxito deslumbrante al llegar a las alcaldías de Barcelona y Madrid. La articulación de estas candidaturas en un formato más cercano al de un movimiento político que al de un partido político explica parte de esta victoria. Tanto Ahora Madrid como Barcelona en Comú han conseguido activar elementos referenciales para diferentes generaciones, militancias y no militancias -desde el 15M a los movimientos vecinales-. La ciudadanía ha hecho suyas las candidaturas, se han sentido parte y se han implicado. Esto se ha traducido en el compromiso de cientos de manos, brazos y mentes para una campaña que ha llegado a la última calle del último barrio: una campaña pobre en recursos económicos, pero rica en personas.

Parece que hasta para ser una maquinaria electoral perfecta funciona mejor un movimiento político que un partido-aparato. Viene a cuento añadir un párrafo del post de hoy de Pablo Iglesias en su blog: “Debemos tomar nota también de la importancia de los liderazgos y los estilos que sirven para ir más allá de una identidad de partido. Podemos no puede ser en las generales un partido más sino un instrumento abierto a la participación y al protagonismo de todos aquellos que apuesten por el cambio.”

También en Catalunya la clave para ganar será la capacidad  de PODEM en convocar una alianza de fuerzas para el cambio. Sin tiempo para formar identidades sí que hay características que destacan en el novísimo PODEM: un carácter plebeyo más acentuado aún en Catalunya que en el resto de España, las primarias como espacio de movimiento y no de coalición y el empuje de ´foc nou’. Sobre esto último, no se puede pasar de largo de las experiencias del cinturón rojo (o morado) de Barcelona en los municipios de Cornellà, Santa Coloma de Gramenet, Sant Adrià y sobretodo de Badalona, donde podrían alcanzar la alcaldía. La dificultad del municipalismo en estas ciudades pegadas a Barcelona pero alejadas de la atención mediática son también otra lección para los aparatos.

Jesús habría vomitado

Original: http://www.taz.de/!151748/ de ANJA MAIER
Traducción: Óscar Guardingo

Los opositores de la RDA sobre Pegida

“Jesús habría vomitado”

Algunos defensores de los derechos civiles en la RDA se revuelven contra la actitud de los populistas de extrema derecha “Nosotros somos el pueblo”. Quieren estimular una resistencia en contra.

BERLIN taz| “¿Activistas de los derechos civiles, por qué calláis? Era hace poco tiempo el titular de un texto en el semanario Die Zeit. La redacción quería saber donde había quedado en los tiempos de Pegida el valor que los que salieron a la calle por al democracia y la libertad en 1989. “¿Por qué guardáis silencio cuando el resentimiento marcha, cuando los populistas de extrema derecha injurian a los inmigrantes, ponen en peligro a los refugiados y se atreven a llamar a todo esto la Manifestación de los Lunes (nombre que se dio a las manifestaciones en la RDA de octubre de 1989)?”, pregunta Die Zeit.

Continua llegint

Sahra Wagenknecht sobre finanzas: “Una política monetaria completamente absurda”

Stefan Reinecke, corresponsal parlamentario del TAZ, entrevista a Sahra Wagenknecht

45 años, economista doctorada, autora de libros y primera vicepresidenta del grupo parlamentario de Die Linke en el Bundestag.

Sahra Wagenknecht sobre finanzas

“Una política monetaria completamente absurda”

Sahra Wagenknecht reclama mayores intereses para los pequeños ahorradores. Opina que los ricos podrían pagar tranquilamente el 50% del impuesto de patrimonio.

taz: Señora Wagenknecht, en el Bild ha pedido que la gente saque su dinero del banco y lo meta debajo de la cama. ¿Tiene usted miedo por sus ahorros?

Sahra Wagenknecht: ¡Vamos!, con esa exageración yo quería llamar la atención sobre un grave desarrollo defectuoso. Los intereses extremadamente bajos aumentan la desigualdad. Las capas altas consiguen rendimientos fabulosos en el mercado de capital y el pequeño ahorrador paga la crisis.  Esto es perverso.

¿En serio por eso deben sacar los alemanes su dinero del banco?

Eso se refiere a la gran banca que juegan al casino con el dinero de los pequeños ahorradores.

Continua llegint